Aspectos Psico-sociales de la Salud Pública

El optimismo es el valor que nos ayuda a enfrentar las dificultades con buen ánimo y perseverancia, descubriendo lo positivo que tienen las personas y las circunstancias, confiando en nuestras capacidades y posibilidades junto con la ayuda que podemos recibir. Según Florez- Lozano 2006 existen carios estudios que colocan al optimismo como un potente predictor psicológico  de salud y longevidad.  La persona optimista trata de superarse día a día aumentando su capacidad de control emocional y autoreflexión (Flórez, 2006).  Podemos relacionar las características y beneficios de una persona optimista con una persona resistente, la cual posee autoeficacia.

La importancia del optimismo ha sido demostrada, por ejemplo, a partir de pruebas efectuadas por el psicólogo C.R. Snyder de la Universidad de Kansas, entre alumnos universitarios de Estados Unidos. En ese estudio se concluyó que el rendimiento académico universitario de un alumno depende más de la actitud de éste que de su Coeficiente Intelectual (C.I.). Otro efecto positivo del optimismo es que se ha comprobado que constituye un factor favorable para el afrontamiento a diversas situaciones adversas de la vida,  en especial relacionadas con la salud, por el impacto positivo y fortalecedor que tiene en el sistema inmunológico 1-4. Contrario a personas pesimistas, las cuales desarrollan patologías relacionadas con el ensimismamiento, tristeza, fatiga y depresión.  Y desarrollan una serie de enfermedades relacionadas a este tipo de emociones: asma, artritis, cefaleas, úlceras, enfermedades cardiacas y coronarias, entre otras (Flórez, 2006).

A continuación una serie de pasos que te ayudarán a la resolución de problemas basándose en sentimientos positivos y optimistas:

La Inteligencia Emocional y la Resolución de Problemas basados en los principios de la “Inteligencia Emocional” pueden sintetizarse en los siguientes cinco puntos, dados por los psicólogos estadounidenses Elias, Tobias y Friedlander:

1.         Sea consciente de sus propios sentimientos y de los sentimientos de los demás.

2.            Muestre empatía y comprenda los puntos de vista de los demás.

3.            Haga frente de forma positiva a los impulsos emocionales y de conducta y regúlelos.

4.            Plantéese objetivo positivo y trace planes para alcanzarlos.

5.            Utilice las dotes sociales positivas a la hora de relacionarse.

 

En mi opinión es muy importante que los salubristas conozcan las consecuencias positivas de pensar optimistamente. Debemos promover este tipo de conducta cognitiva para prevenir muchas enfermedades psico- fisiológicas y así mejorar la calidad de vida de nuestra sociedad.

 Referencias: 

  1. Flores J.A.2006. Optimismo y salud.
  2. http://bvs.sld.cu/revistas/rst/vol8_2_07/rst06207.html
  3. http://www.lcc.uma.es/~ppgg/html/exito.html
  4. http://www.salonhogar.net/Diversos_Temas/Optimismo.htm
  1. Ai AL, Peterson C, Tice TN, Huang B, Rodgers W, Bolling SF. The influence of prayer coping on mental health among cardiac surgery patients: the role of optimism and acute distress. J Health Psychol 2007;12(4):580-96.
  2. Carver C, Scheier M.Optimism, pesimism and self-regulation. In: Chang E, ed. Optimism and pesimism. Implications for theory, research and practice. Washington DC: American Psichological Association; 2001.
  3. Scheier MF, Carver CS. Dispositional optimism and physical well-being: The influence of generalized outcome expectancies on health. Journal of Personality 1987;55:169-210.

 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Tag Cloud

%d bloggers like this: